Avisar de contenido inadecuado

Métodos para secar flores

{
}

El encanto de las flores secas consiste en que nos permiten disfrutar de sus colores y belleza durante todo el año. En el invierno más crudo, cuando las flores naturales son difíciles de encontrar, un arreglo de flores secas nos ofrece una alternativa fácil e interesante para decorar nuestro hogar. Conocer los métodos de secado es clave para dar rienda suelta a nuestra creatividad.

El color, la forma y la textura son los factores que afectan al éxito y al estilo de un arreglo y, de los tres, el más importante es el color. Puedes utilizar la disposición de las flores para resaltar la tonalidad de las cortinas, alfombras y otros complementos. Antes de empezar, debes decidir si vas a crear un arreglo multicolor o si prefieres trabajar con una gama de plantas monocromáticas.

Respecto a la forma, una sola puede resultar poco interesante; pero hay que tener en cuenta que demasiadas pueden parecer indefinidas y confusas. La variedad en la textura se consigue mezclando flores con semillas o corteza, o bien combinando flores delicadas con ramilletes más densos. Cuando empieces a hacer un arreglo de flores secas, no te precipites. Todos los materiales son delicados, y muchos de ellos pueden romperse. Por ello, tómate tu tiempo.

Pautas para el secado
Las tiendas especializadas ofrecen una gama de materiales cada vez mayor, que va de lo cotidiano a lo exótico, con una gran diversidad de colores y tamaños. Sin embargo, usar flores compradas no es tan gratificante como utilizar las plantas que uno mismo ha recogido y secado. Para ello, no es necesario tener un gran jardín; las hierbas, que se secan perfectamente, pueden crecer en tiestos y jardineras.

Puede que tengas amigos que te faciliten algunos ramos de sus jardines, y en los paseos al campo encontrarás un montón de flores y hojas que puedes secar y añadir a tu colección. También debes recoger semillas, frutos secos, avellanas, nueces y piñas, así como hierbas del campo, troncos con formas curiosas y trozos de madera que aportarán una mayor dimensión a sus arreglos.

Secar flores y hojas es muy fácil. La forma más sencilla es colgarlas hacia abajo en un sitio seco y aireado. También puedes usar el microondas para agilizar el proceso o productos secantes para flores delicadas; otras hojas y ramas responden bien a la glicerina. Sea cual sea el método, las flores y hojas que cojas deben ser las mejores que encuentres.

Recuerda que las flores no deben estar en plena floración, pues tienden a perder los pétalos durante el proceso de secado. Desecha las que estén húmedas por el rocío o la lluvia. Si es necesario, ponlas en un jarrón con agua hasta que se haya secado la humedad de los pétalos. Por último, antes de coger flores silvestres, asegúrate de que no son una especie protegida. Nunca cojas más de una flor o rama de cada planta que necesites.

fotos

fotos de plantas

siempreviva

todo sobre plantas

{
}
{
}

Deja tu comentario Métodos para secar flores

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre